BLOG


PRÓXIMOS EVENTOS


La Espiritualidad de la Cruz contempla, vive y transmite a Jesús en su aspecto de Sacerdote y Víctima y se expresa en la siguiente formulación:

Por voluntad divina, hemos sido llamados a participar por el bautismo del sacerdocio común de los fieles siguiendo a Cristo, Sacerdote y Víctima, en su sacrificio de amor; enfatizando su fidelidad al Padre y su solidaridad salvífica con el hermano. Y con María, lo ofrecemos y nos ofrecemos con Él al Padre; sobre todo en la Eucaristía, para extender el Reinado del Espíritu Santo, la salvación de los hombres, la santificación de la Iglesia, especialmente la de los sacerdotes. Y así reciba consuelo el corazón de Cristo para gloria de Dios Padre.

NUESTRA GALERÍA


ENLACES A ORGANIZACIONES HERMANAS Y DE INTERÉS